Un comentario

  1. Las enfermedades no pueden ser mandadas por Dios, ya que el mal es la ausencia del bien.Esta epidemia tan grave que se espande en la humanidad no habría sido creada por Dios, en todo caso seria provocada por que alguien que no ha hecho el bien.

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.