El P. Gabriel celebra misa solo en su casa, afectado por el coronavirus.

Tres reflexiones sobre el coronavirus

twitter

La primera reflexión es un emotivo mensaje en el que el P. Gabriel, párroco en Valdemoro, comunica a sus feligreses que está afectado por el virus y les aconseja cómo afrontarlo: es un ejemplo de afecto por las personas que están a su cargo que ha impresionado a muchos.

Desde Corea, Ester Palma nos ayuda a poner en un marco relativo esta pandemia, para que no olvidemos que existen otras cosas importantes.

Y por último, el obispo de San Sebastián nos anima a tomar decisiones de trascendencia vital con motivo de estos sucesos; a la vez que establece una relación entre la fortaleza del carácter humano y las dificultades que se han sufrido.

Y tú, ¿qué opinas de todo esto? ¿Cuál de los tres vídeos te ha dado más que pensar y con qué te quedas como lo más importante?

twitteryoutubeinstagram

2 comentarios

  1. Yo de toda esta situación pienso que al principio todo se tomaba a broma, ya que nadie se pensaba que iba a ser tan grave, pero en realidad esta siendo peor de lo que se esperaba. Tenemos que ser consecuentes y seguir muy bien las normas que nos han implantado para que todo vaya a mejor.
    El vídeo que más me ha llamado la atención ha sido el segundo ya que no solo habla de la situación actual del coronavirus sino que también de las guerras de Siria y cómo tienen que afrontar las personas que viven allí la situación.

  2. En mi opinión no se tomó las medidas necesarias hasta que se ha extendido por toda Europa y toda España. Todo se tomó como un caso aislado en Wuhan, China. Lo que he notado es un fuerte movimiento de culpa hacia los chinos pero no se saben las causas exactas. Ahora es el único país que nos ayuda, aquel cuyos habitantes mirábamos con desprecio y miedo. Ahora es hora de actuar y respetar las medidas necesarias para que todo siga por el buen camino y no sea más grave. Me gusta más el segundo vídeo ya que no se centra solo en el coronavirus.

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *