Etiqueta: Virginidad

Domingo IV del Tiempo Ordinario (B): Jesús habla con autoridad

twitter

Lecturas de este domingo. En el Deuteronomio (cap. 18) Dios anuncia que suscitará un profeta. El salmo 94 nos habla de no endurecer el corazón. En la Primera carta a los Corintios (cap. 7) san Pablo habla del “trato con el Señor” en distintas circunstancias de la vida, en el Aleluya (Mateo 4,16) se nos habla de la luz grande que brilló y en el Evangelio (Marcos 1, 21-28) la gente de Jerusalén opina sobre la autoridad de Jesús.

TAREAS (escríbelas en clase y refléjalas en el cuestionario del aula virtual).

  1. RESUME: Cuál es el HILO CONDUCTOR que une los cuatro textos referidos. De qué TEMA tratan.
  2. COMENTA: Qué aspecto no entiendes o te parece chocante o que no encaja en el tema tratado o no encaja con tu forma de pensar sobre ese u otro tema, qué es lo que más te ha llamado la atención o te parece más novedoso o te parece que resume mejor el tema, o simplemente te ha gustado más. En definitiva, OPINA sobre la coherencia o incoherencia de lo que se ha leído, sobre lo bien o mal que se entiende o su encaje en el tema tratado; o simplemente sobre las DUDAS o aspectos no aclarados que te hayan quedado después de leer los textos.
  3. COMPARA: Mira este vídeo del Padre Santi que trata un aspecto puntual y el más largo que comenta el conjunto de los textos y SEÑALA al menos un punto que, o bien te haya servido para RESOLVER alguna duda, AÑADIR algo que no habías percibido o CONTRASTAR / MATIZAR / CORREGIR tu punto de vista.

4. (Opcional.) Puedes SENTENCIAR cual de los tres trabajos anteriores te ha resultado más útil: si el dar vueltas a la Sagrada Escritura para saber de qué trata, si tu propia reflexión acerca de algún aspecto o si la escucha de la explicación, en la medida en que te haya ayudado, tanto si es para aclarar una duda que tuvieras como si es para percibir que tú puedes añadir algo que corrige o mejora la opinión expresada por otro.

twitteryoutubeinstagram

Creo 15: La Virgen María, Madre de Dios y Madre Nuestra

twitter

95. María es verdaderamente Madre de Dios porque es la madre de Jesús (Jn 2, 1; 19, 25). En efecto, aquél que fue concebido por obra del Espíritu Santo y fue verdaderamente Hijo suyo, es el Hijo eterno de Dios Padre. Es Dios mismo.

96. Para ser Madre de Dios, María fue concebida inmaculada: en previsión de los méritos de Jesucristo, fue preservada del pecado original desde el primer instante de su concepción.

97. ¿Cómo colabora María al plan divino de la salvación? Siendo inmune de todo pecado personal durante toda su existencia, se ofrece totalmente a la Persona y a la obra de Jesús, su Hijo, abrazando con toda su alma la voluntad divina de salvación.

98. Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María sólo por el poder del Espíritu Santo, sin concurso de varón. Él es Hijo del Padre celestial según la naturaleza divina, e Hijo de María según la naturaleza humana, pero es propiamente Hijo de Dios según las dos naturalezas, al haber en Él una sola Persona, la divina.

99. María es siempre virgen en el sentido de que ella «fue Virgen al concebir a su Hijo, Virgen al parir, Virgen durante el embarazo, Virgen después del parto, Virgen siempre» (San Agustín).

100. María tuvo un único Hijo, Jesús, pero en Él su maternidad espiritual se extiende a todos los hombres, que Jesús vino a salvar.

twitteryoutubeinstagram