Moral 3. Moralidad, conciencia y pasiones

twitter

La conciencia es el juicio de la razón práctica sobre la moralidad (bondad o maldad) de una acción. Las pasiones son el apetito sensible. Puntos 370-376 del Compendio del Catecismo.

370. Qué son las pasiones: afectos, emociones o impulsos de la sensibilidad que inclinan a obrar en base a la percepción de bondad o maldad. Son: amor-odio, deseo-temor-ira (cólera), alegría-tristeza. La fundamental es el amor. Solo se ama el bien, sea real o aparente.

371. No son ni buenas ni malas, son circunstanciales.

372. Conciencia: Es el juicio de la razón sobre la cualidad moral de un acto, que invita a asumir o rechazar. En ella habla Dios.

373. Relación entre dignidad y conciencia. La dignidad supone la rectitud de conciencia (da por supuesto que el hombre actúa en pos del bien), por eso no se debe contradecir dentro de los límites del bien común.

374. Cómo se forma la conciencia: Por la educación, la Palabra de Dios y la enseñanza de la Iglesia, con ayuda de los dones del Espíritu Santo, consejos prudentes, oración y examen.

375. Tres normas esenciales: La regla básica, inmediata e innata de moralidad es “haz el bien y  evita el mal”. Estas tres en el fondo son derivaciones: 1) No se logra el bien haciendo el mal (también formulada como “el fin -bueno- no justifica los medios -si son malos”, 2) haz a los demás lo que quisieras que te hicieran (regla de oro; no deja de ser una variante de “haz el bien”) y 3) respeta (podría decirse: no te limites a hacer el bien, haz todo el bien posible).

376. ¿La conciencia puede errar? Sí. Se debe seguir el juicio cierto (en el que no hay duda: en caso de duda, no se debe actuar), el error involuntario no es imputable.

Vídeo sobre formación de la conciencia:

Principios, valores, ¿conveniencia, Dios, armonía del planeta?:

twitteryoutubeinstagram

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.