La Virgen del Rosario. Antonio Arias Fernández, 1644 ©Museo Nacional del Prado

El Rosario de la Virgen María, la devoción por excelencia

twitter

En la Carta Apostólica que dedicó al Rosario de la Virgen María, san Juan Pablo II afirmó que recitarlo es contemplar con María el rostro de Cristo.

El Rosario surge con Santo Domingo de Guzmán en el siglo XIII, pero su fiesta se relaciona con la advocación de María Auxiliadora de los Cristianos, vinculada a la Batalla de Lepanto.

La Virgen del Rosario. Antonio Arias Fernández, 1644 ©Museo Nacional del Prado
La Virgen del Rosario. Antonio Arias Fernández,
1644 ©Museo Nacional del Prado

A este aspecto de meditación me refiero en este vídeo con el que lo relaciono con la “moda” del Mindfulness. Al rosario como escuela de oración y contemplación hace también referencia -vinculada a la oración del corazón y la oración de Jesús- san Juan Pablo II en el punto 5 de la citada Carta Apostólica.

twitteryoutubeinstagram

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *