Etiqueta: sacramentos

Sacramentos 13: La Unión de los Enfermos

Facebooktwitter

EL SACRAMENTO DE LA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS

314. Con Jesús llega la victoria sobre el pecado, el sufrimiento y la muerte. Nuestro sufrimiento, unido al de Cristo, puede convertirse en medio de purificación y salvación, para nosotros y para los demás.

315. La Iglesia tiene un sacramento para los enfermos, instituido por Cristo mismo y atestiguado por Santiago: «¿Está enfermo alguno de vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor» (St 5, 14-15).

316. El sacramento de la Unción de los enfermos lo puede recibir cualquier fiel que comienza a encontrarse en peligro de muerte por enfermedad o vejez. La celebración de este sacramento debe ir precedida, si es posible, de la confesión individual del enfermo.

317. El sacramento de la Unción de los enfermos sólo puede ser administrado por los sacerdotes (obispos o presbíteros).

318. La celebración consiste en la unción con óleo, acompañada de la oración del sacerdote, que implora la gracia especial de este sacramento.

319. Efectos: una gracia particular, que une a la Pasión de Cristo, da fortaleza, paz, ánimo y el perdón de los pecados, si el enfermo no ha podido confesarse. A veces, la recuperación de la salud física. Prepara al enfermo para pasar a la Casa del Padre.

320. El Viático es la Eucaristía recibida por quienes están por dejar esta vida terrena y se preparan para el paso a la vida eterna. Es semilla de vida eterna y poder de resurrección.

Facebooktwitteryoutube

Sacramentos 10: La Penitencia (interior)

Facebooktwitter

CAPÍTULO SEGUNDO. LOS SACRAMENTOS DE CURACIÓN

295. ¿Por qué Cristo instituyó la Penitencia y la Unción de los enfermos?

Porque la vida cristiana puede debilitarse y perderse para siempre a causa del pecado.

PENITENCIA Y RECONCILIACIÓN

296. Nombres: Penitencia, Reconciliación, Perdón, Confesión y Conversión.

297. ¿Por qué hay un sacramento de la Reconciliación después del Bautismo?

Porque la gracia del Bautismo no suprimió la debilidad de la naturaleza humana ni la inclinación al pecado (esto es, la concupiscencia).

298. El Señor resucitado instituyó este sacramento cuando dijo a sus Apóstoles: «A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos» (Jn 20, 22-23).

299. La conversión es una tarea ininterrumpida para toda la Iglesia, que, siendo santa, recibe en su propio seno a los pecadores.

300. La penitencia interior implica el dolor y el rechazo de los pecados, el firme propósito de no pecar más, y la confianza en la ayuda de Dios. Se alimenta de la esperanza en la misericordia divina.

301. La penitencia puede tener expresiones muy variadas, especialmente el ayuno, la oración y la limosna, en particular en tiempo de Cuaresma y el viernes, día penitencial.

Facebooktwitteryoutube

Sacramentos 8: Presencia de Cristo en la Eucaristía

Facebooktwitter

282. Jesucristo está presente en la Eucaristía de modo verdadero, real y sustancial: con su Cuerpo y con su Sangre, con su Alma y su Divinidad. Cristo, todo entero, Dios y hombre, de manera sacramental, bajo las especies del pan y del vino.
283. Transubstanciación significa la conversión de toda la sustancia del pan en la sustancia del Cuerpo de Cristo, y de toda la sustancia del vino en la sustancia de su Sangre. Esta conversión se opera en la plegaria eucarística con la consagración.

284. La fracción del pan no divide a Cristo: Él está presente todo e íntegro en cada especie eucarística y en cada una de sus partes.

285. La presencia eucarística de Cristo continúa mientras subsistan las especies eucarísticas.

286. Al sacramento de la Eucaristía se le debe rendir el culto de latría, es decir la adoración reservada a Dios, tanto durante la celebración eucarística, como fuera de ella.

287. La Eucaristía es el banquete pascual.

288. El altar es el símbolo de Cristo mismo, presente como víctima y como alimento.

VÍDEO: A lo largo de la historia se han producido milagros eucarísticos que dan testimonio de la presencia de Jesús en la Eucaristía. En Madrid hay dos: el de Moraleja de Enmedio y el de las Santas Formas de Alcalá, que encabezan esta lista de vídeos que he creado en mi canal.

 

Facebooktwitteryoutube

Sacramentos 6: La Eucaristía en el designio de salvación

Facebooktwitter

271. La Eucaristía es el sacrificio mismo del Cuerpo y Sangre de Jesús que Él instituyó para perpetuar el sacrificio de la Cruz. Es el memorial de su Muerte y Resurrección, signo de unidad, vínculo de caridad, banquete en el que se recibe a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da la prenda de la vida eterna. Seguir leyendo “Sacramentos 6: La Eucaristía en el designio de salvación”

Facebooktwitteryoutube

Liturgia 2. Los sacramentos son necesarios para salvarse

Facebooktwitter

(2º y 3º ESO) Los sacramentos son el medio ordinario elegido por Dios para darle al hombre la fuerza necesaria para salvarse: Continúan la presencia de Cristo en la tierra y en las almas; pero Dios no tiene las manos atadas y puede llegar al alma por otros medios.

El Misterio Pascual en los sacramentos, puntos 224-232 del Compendio del Catecismo. Seguir leyendo “Liturgia 2. Los sacramentos son necesarios para salvarse”

Facebooktwitteryoutube