Etiqueta: redención

Jesús en el Tiberíades, Antonio Muñoz Degrain hacia 1909 ©Museo Nacional del Prado

Jesús a Zaqueo: Es necesario que hoy vaya a tu casa (Domingo 31 del T.O. C)

twitter

En el anterior domingo (30º del Tiempo Ordinario, ciclo C), Jesús seguía enseñando las características de la oración, en particular la humildad, con la parábola del fariseo y el publicano. Ahora Él en persona toma ocasión del deseo de Zaqueo por verle para abordarle y decirle que es necesario que hoy vaya a su casa. Dios no se conforma con dar al hombre los medios para buscarle con la oración, sino que acude en persona a redimirle.

Textos de la liturgia del XXXI domingo del Tiempo Ordinario (ciclo C):

Lectura del libro de la Sabiduría (Sab 11, 22 — 12, 2): Amas a todos los seres y no aborreces nada de lo que hiciste.

Salmo responsorial (Sal 144, 1bc-2. 8-9. 10-11. 13cd-14): El Señor es bueno con todos, es cariñoso con todas sus criaturas.

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (2 Tes 1, 11 — 2, 2): Oramos continuamente por vosotros, para que nuestro Dios os haga dignos de la vocación.

Aleluya (Jn 3, 16): Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas (Lc 19, 1-10): El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.

Seguir leyendo “Jesús a Zaqueo: Es necesario que hoy vaya a tu casa (Domingo 31 del T.O. C)”

twitteryoutubeinstagram

El perdón en la Biblia (Tiempo Ordinario, ciclo C, 24º domingo)

twitter

En el domingo 24 del Tiempo Ordinario (ciclo C) la Iglesia expone el tema del perdón en la Biblia con una lectura del AT, un salmo, otra lectura del NT y la parábola del Hijo Pródigo.

Las lecturas (escucharlas en podcast) son del Éxodo (Ex 32, 7-11. 13-14; Moisés obtiene el perdón de Dios invocando la Alianza), el salmo 50, penitencial por excelencia (Sal 50, 3-4. 12-13. 17 y 19, que habla de ponerse en camino de conversión), primera carta de San Pablo a Timoteo (1 Tm 1, 12-17; en la que se presenta como el mayor de los pecadores, y al mismo tiempo ejemplo para otros por haber dejado obrar a la gracia de Dios) y la parábola del Hijo Pródigo (Lc 15, 1-32).

Consultar prédicas sobre estas lecturas (San Juan Pablo II y otros).

Texto de las lecturas.

 

twitteryoutubeinstagram

Credo 18: La muerte de Cristo

twitter«JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO»

112. En el misterio pascual (Pasión, Muerte, Resurrección y Glorificación de Jesús) se cumple el plan salvador de Dios: es el centro de la fe cristiana.

113. Algunos jefes de Israel entregaron a Pilato para que lo condenase a muerte, acusándole de ir contra la fe en el Dios único, porque se proclamaba Hijo de Dios.

114. Jesús, con su muerte expiatoria, ofrece el único sacrificio capaz de redimir todas «las transgresiones cometidas por los hombres contra la Primera Alianza» (Hb 9, 15).

115. Jesús veneró el Templo y se presentó a sí mismo como la morada definitiva de Dios en medio de los hombres.

116. Jesús nunca contradijo la fe en un Dios único.

117. Todo pecador, o sea todo hombre, es realmente causa e instrumento de los sufrimientos del Redentor; y aún más gravemente son culpables aquellos que más frecuentemente caen en pecado y se deleitan en los vicios, sobre todo si son cristianos.twitteryoutubeinstagram