Etiqueta: juicio

Primer domingo de Adviento: comienza el Año Litúrgico

twitter

En el primer domingo de Adviento (ciclo B) la lectura del Evangelio no parece muy distinta a aquellas con que en la pasada Solemnidad de Cristo Rey se nos habló del juicio final: es un texto muy breve en que Cristo llama a estar despiertos porque no sabemos cuándo vendrá el Señor… Solo sabemos que están dedicadas al Adviento por la primera lectura, en la que Isaías pide que se abra el Cielo y Dios actúe de nuevo como en tiempos de Moisés, el salmo que pide “que brille tu rostro y nos salve” y la segunda lectura, en la que San Pablo recuerda a los Corintios en su primera carta (1, 3-9) que aguardan “la manifestación de Nuestro Señor Jesucristo” (es decir, su segunda venida).

Vamos a tomar dos opciones de comentario, el de la experiencia cercana a la muerte de que habla Javier Aranguren (a partir del minuto 8.25) en el programa Últimas Preguntas emitido por La2 el domingo 29 de noviembre de 2020.

Y la reflexión sobre la esperanza al hilo de este comentario al Adviento del arzobispo de Toledo, emitido el sábado 28 de noviembre de 2020 (intentar retener las cuatro claves de que habla al final y, de principio, lo que dice sobre dónde sale a nuestro encuentro ahora el Señor:

Y ya que menciona que el Adviento es tiempo de cantar alabanzas, podemos escuchar esta versión del Adeste Fideles cantada en la catedral de Notre Dame de París:

Y para no dejar atrás a los de habla inglesa, una reflexión sobre el Adviento en inglés (y trata de retener cuáles son los tres asuntos sobre los que el padre Kevin dice que podemos dar gracias; por cierto, ¿sabes qué es esa oración a la que se refiere?):

Para no dejar a medias las cosas, veamos esa oración cantada por el grupo Harpa Dei:

twitteryoutubeinstagram
Museo del Prado, Lázaro y el rico Epulón Leandro Bassano, hacia 1570. Óleo sobre lienzo, 150 x 202 cm.

Lázaro y Epulón: el pobre conquista el Cielo (Tiempo ordinario, C, 26º domingo)

twitter

Llevamos ya unas semanas meditando sobre pobreza y riqueza, sobre corazones entregados o divididos. En estas lecturas se nos presenta la necesidad de “hacerse pobre”; quizá para que no pensemos que uno nace rico o pobre y ya está predestinado a condenarse o salvarse y no puede cambiar su vida ni el mundo: como dice el Aleluya, Cristo, siendo rico se hizo pobre para enriquecernos a los demás (que, por cierto, repite el del domingo pasado).

Museo del Prado, Lázaro y el rico Epulón Leandro Bassano, hacia 1570. Óleo sobre lienzo, 150 x 202 cm.
Museo del Prado, Lázaro y el rico Epulón
Leandro Bassano, hacia 1570. Óleo sobre lienzo, 150 x 202 cm.

LEER LOS TEXTOS:

Profecía de Amós (Am 6, 1a, 4-7): ¡Ay de aquellos que se sienten seguros!

Salmo 146: El Señor endereza a los que ya se doblan.

Lectura de la primera carta de San Pablo a Timoteo (1 Tim 6, 11-16 ): Combate, conquista la vida eterna, guarda el mandato.

Aleluya (2 Co 8, 9): Jesucristo se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza.

Evangelio según San Lucas (Lc 16, 1-13), el pobre Lázaro y el rico (apodado tradicionalmente Epulón, que deriva del verbo latino epulor, festejar, cenar suntuosamente): recibiste bienes y él males, por eso tú eres atormentado y él consolado. Tus familiares: que escuchen a Moisés y los profetas. Seguir leyendo “Lázaro y Epulón: el pobre conquista el Cielo (Tiempo ordinario, C, 26º domingo)”

twitteryoutubeinstagram