Separación de la Luz y las Tinieblas. Pietro Facchetti, después de 1554 ©Museo Nacional del Prado

Para demostrar la existencia de Dios (filosofía realista)

twitter

Como se recordará, los procedimientos de inducción para demostrar la existencia de Dios pueden resumirse en dos principales: una demostración objetiva, por la que inducimos la existencia del ser necesario, ilimitado, infinito, etc., a partir de los seres contingentes, limitados, finitos; y la demostración subjetiva (que no está en los seres externos, sino en el interior del sujeto que conoce), consistente en el deseo de felicidad, que no puede haber causado un ser limitado: o si se prefiere, de todo el ser humano, con su inteligencia y voluntad ilimitadas en su potencia, que remiten como causa a un ser infinito.

La frase tomada de una revelación privada a santa Teresa de Jesús puede servir para ver cómo ambas pruebas se unifican en una realidad: Dios crea por amor y cada persona es creada para amar.

El dogma de fe sobre el conocimiento racional de Dios, Romanos 1, 19-23.
El dogma de fe sobre el conocimiento racional de Dios, Romanos 1, 19-23.

El texto de Romanos 1 (19-23) nos recuerda la paradoja de que la afirmación de que no hace falta la fe para conocer a Dios es una verdad de fe; no sería justo que Dios no diera a cada persona el instrumento para conocerle -la razón- y amarle -la voluntad-, o mejor dicho, se los diera pero sin que fueran capaces de alcanzar su fin.

Sobre este tema ha publicado una larga serie de vídeos bajo el epígrafe de filosofía realista el profesor francés Arnaud Dumouch a partir del sexto vídeo de esta serie sobre la “Sabiduría” (Youtube permite traducir los subtítulos).

Entre los científicos que han dedicado interesantes reflexiones a la necesidad de la creación por parte de Dios es de resaltar el alemán Pascual Jordan (1970, Creación y misterio). A la exposición crítica de su pensamiento ha dedicado Ignacio Enrique del Carril una tesis doctoral titulada Contribuciones de la Física Cuántica al debate Ciencia-Religión que puede resultar particularmente sugerente a partir de la página 246 (punto 4.2.1.1.).

Separación de la Luz y las Tinieblas. Pietro Facchetti, después de 1554 ©Museo Nacional del Prado
Separación de la Luz y las Tinieblas. Pietro Facchetti,
después de 1554 ©Museo Nacional del Prado

En mi lista de vídeos titulada Clase de Reli dedico también varios vídeos a estas demostraciones:

twitteryoutubeinstagram

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *