Credo 20: Jesús resucitó al tercer día

twitter

Antes de comenzar a tratar el suceso más trascendental de la Historia, recibamos el saludo de estos jóvenes recopilado por la comunidad ecuménica de Taizé: ¿sabrías traducir lo que dicen?



Para comprender el cómo y por qué de la resurrección, pueden servir los primeros 5 minutos de esta homilía del papa Francisco antes de dar la bendición Urbi et Orbi el Domingo de Resurrección 12 de abril de 2020:

Preguntas 125 a 131: Cristo descendió a los “infiernos” y resucitó al tercer día de entre los muertos

125. ¿Qué eran «los infiernos» a los que Jesús descendió»?

El estado de todos aquellos, justos e injustos, que habían muerto antes de Cristo. Con el alma unida a su Persona divina, después de haber vencido, mediante su propia muerte, a la muerte y al diablo, Jesús liberó a los justos y les abrió las puertas del Cielo.

126. ¿Qué lugar ocupa la Resurrección de Cristo en la fe?

Es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo.

127. ¿Qué «signos» atestiguan la Resurrección de Cristo? ¿Se puede demostrar, probar, mostrar o experimentar? ¿Es un acontecimiento histórico?

El sepulcro vacío, como signo esencial. Jesús se apareció a muchos. Los Apóstoles no pudieron inventar la Resurrección, puesto que les parecía imposible y Jesús les echó en cara su incredulidad.

128. ¿Por qué la Resurrección es un acontecimiento trascendente?

Porque, además de ser un evento histórico verificado, transciende y sobrepasa la historia como misterio de la fe, al entrar la humanidad de Cristo en la gloria de Dios. Por eso Cristo resucitado no se manifestó al mundo, sino a sus discípulos, haciéndolos testigos.

129. ¿Cómo es el cuerpo resucitado de Jesús?

Es el mismo que fue crucificado, pero ahora participa de la vida divina: es un cuerpo glorioso. Es libre de aparecer donde quiere y bajo diversas apariencias.

130. ¿La Resurrección es obra de la Santísima Trinidad?

Sí, porque es una obra trascendente de Dios.

131. ¿Cuál es el valor de la Resurrección para salvar a los hombres?

Culmina la Encarnación; prueba la divinidad de Cristo, confirma sus palabras y hechos, y realiza las promesas divinas para nosotros. Es principio de nuestra justificación y de nuestra resurrección: nos procura la gracia de la adopción como hijos de Dios.

Podemos repasar lo que sabemos sobre la Resurrección al hilo de este recorrido por el Museo del Prado.

Y ahora que ya os sabéis la lección, podéis hacer este Kahoot.

twitteryoutubeinstagram

Un comentario

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *